El refresco daña los dientes

¡Con que hoy vamos a aprender algo muy importante!

Pues esto no nos lo dicen en las etiquetas ni en las propagandas, pero los refrescos dañan los dientes.

Así que haremos un experimento con Meritxel para observar cuales son los efectos que produce el refresco en nuestra boca, para luego informar a nuestros amigos y amigas de lo que puede pasarnos si tomamos mucho refresco.

-   Materiales

  • 3 vasos
  • 3 huevos de cáscara blanca para imitar a los dientes
  • Refresco
  • Refresco light
  • Agua

-   Descripción

  1. Hervir los huevos, asegurándose de tener algunos extras en caso de que algunos se rompan mientras los hierven. Una cáscara agrietada cambiará los resultados del experimento.
  2. Llenar cada uno de los vasos de plástico, uno con refresco, uno con refresco light y otro con agua.
  3. Una vez que los huevos se hayan enfriado, pon uno en cada vaso y déjalo toda la noche.
  4. Revisa los huevos al día siguiente. Lo más probable es que los huevos en el refresco hayan sido manchados por el líquido durante la noche.
  5. Para «ayudar» a que los huevos que han sido sumergidos en refrescos vuelvan a su estado original (sin manchas), coge un cepillo de dientes y un poco de pasta de dientes para ver si puede quitar las manchas de la cáscara de huevo.

-   ¿Qué ha sucedido?

El ácido cítrico y fosfórico contenido en los refrescos tiene un enorme potencial para erosionar el esmalte dental. De hecho, un estudio informó que el refresco es 10 veces más erosivo que el jugo de fruta en los primeros minutos después de beberlo.

-    Pueden ver juntos este vídeo