Reto 9: GAP. Glúteos, Abdomen, Piernas

-   Descripción

La finalidad principal de los ejercicios para G.A.P. se basa en conseguir el fortalecimiento y tonificación de estas tres partes del cuerpo: glúteos, abdominales y piernas. Esta modalidad se suele impartir en clases colectivas, pero perfectamente puede realizarse de forma individual.

-   ¿Cuáles son sus beneficios?

El entrenamiento G.A.P. ofrece múltiples beneficios. Te describimos algunos de ellos:

  • Favorece la estabilidad del cuerpo. Estos ejercicios fortalecen la zona media y el tren inferior del cuerpo de forma dinámica.
  • Ayuda a combatir la celulitis. La realización de estos ejercicios a un nivel de velocidad moderado y con varias repeticiones favorece la circulación de la sangre, combatiendo así la aparición de celulitis.
  • Mejora el equilibrio de la cadera. Solemos pasar gran parte de nuestro tiempo diario sentados/as, lo que provoca que los flexores de la cadera se acorten y limiten la movilidad de esta zona. El G.A.P. hace que la desbloquees y mejora su equilibrio.
  • Fortalece la zona abdominal, los glúteos y los muslos. Fortalece y moldea tu silueta, aportando una sensación de fortaleza y mayores índices de energía.
  • Puede ayudar a corregir problemas de espalda. Al fortalecer la parte central del cuerpo, puedes mejorar problemas de espalda. Aunque, si en tu caso, sufres de alguna dolencia o problema en esta zona, te recomendamos que consultes a tu médico antes.
  • Puede ayudar a prevenir la incontinencia urinaria. Gracias al fortalecimiento de los músculos de suelo pélvico, las mujeres pueden tratar de mitigar los problemas de incontinencia urinaria o prevenirlos.

  ¿Resultados a corto o a largo plazo?

Que sí…., muchos beneficios. Pero ahora, vamos al turrón. ¿Cuándo veré resultados reales? La respuesta más acertada sería: ¡depende!. Sentimos defraudarte. La verdad es que todo va a depender de muchos factores, entre ellos estará tu estilo de vida.
Por ello, te recomendamos asistir a clases de G.A.P. y combinarlo con otro deporte o actividad física, al menos 3 días por semana. Además, será fundamental que sigas una rutina alimenticia equilibrada y saludable.
Siguiendo estas premisas, podríamos atrevernos a marcar una fecha. Normalmente los resultados comenzarían a ser notorios a los 2 o 4 meses del inicio y continuidad del entrenamiento.

«Un viaje de mil millas comienza con el primer paso»

Lao-Tsé

  Comienza el reto

Hoy te dejamos dos vídeos. En el primero encontrarás un entrenamiento G.A.P. para que comiences a practicar ya. El segundo vídeo es para los/as amantes de las sentadillas. En éste se explica cómo realizarlas correctamente. Necesitarás un Mat (colchoneta, esterilla).

¡Comenzamos a tope de power!

-    Puedes ver los vídeos aquí

Para comenzar el entrenamiento GAP pincha en la imagen

Para practicar la sentadillas correctamente pincha en la imagen