Consejo semanal 3: Mantenimiento físico

-   Descripción

Se entiende por mantenimiento físico al desarrollo de cualquier actividad corporal que mejore y mantenga la aptitud física, la salud y el bienestar de la persona. Si practicamos una actividad y la prolongamos en el tiempo, convirtiéndola en un hábito en nuestras vidas, podríamos notar mejoras tanto a niveles físicos como mentales.

Y es que el ejercicio físico puede aportarnos múltiples beneficios, como es el fortalecimiento muscular, mejoras en el sistema cardiovascular y la sensación de bienestar emocional, entre otros.

A través de las distintas acciones motoras podemos trabajar la fuerza, la velocidad, la resistencia, la coordinación, la elasticidad y/o la flexibilidad.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta que al realizar ejercicio físico debemos cuidar nuestro organismo. Cada uno/a de nosotros/as tenemos capacidades físicas que pueden ser distintas en cada persona, por lo que nunca hay que forzar el cuerpo ni poner en riesgo nuestra salud. Aunque no hay un límite de edad para practicar ejercicio físico, lo más recomendable es asesorarse con profesionales de la salud en cuanto a qué tipo de actividad practicar en cada caso.

-   Los programas de mantenimiento físico nos deberían proporcionar

  • Relajación
  • Resistencia
  • Fortaleza muscular
  • Flexibilidad
  • Velocidad
  • Coordinación
  • Vitalidad
  • Sensación de bienestar

-   Para cuidarse por fuera hay que cuidarse por dentro

Sabemos que para estar bien físicamente debemos cuidar lo que comemos. Llevar una dieta rica y equilibrada es la clave de la salud y el mantenimiento físico. Por ello, compartimos contigo dos vídeos muy interesantes que podrás ver a continuación.

-    Recetas de cocina saludables. ¡Manos a la obra!

-   Consejos para llevar a cabo una dieta vegetariana. ¡Tomamos nota!